LA MASCULINIDAD HEGEMÓNICA

La masculinidad hegemónica es el concepto de masculinidad dominante dentro de una sociedad. Es aquel concepto que se ha instalado y aceptado culturalmente como uno principal. Así se entienden ciertos atributos que forman la base para el concepto, cómo válidos mientras que otros pasan a ser inferiores, menos aceptadas o subordinadas. La masculinidad por sí es un concepto que se entiende mayormente por atributos como dominación , control y auto-control, fuerza, competición, determinación, seguridad, protección, triunfo, valor y cálculo. Estos atributos se abstraen del hombre que tiene exito. La masculinidad hegemónica pertenece a una ideologia que priviliegia a algúnos y trae desprecio a aquellos que no cumplen las condiciones. La idea de la masculinidad hegemonica se assigna incondicionalmente al poder, ya que , quien se lleva una ventaja de las características masculinas, es asociado incondicionalmente a ello. En la gama de la competitividad, el control y la determinación cae el comportamiento sexual , que se supone, es uno sin sentimientos como manera de comprobar la masculinidad de uno. Sensibilidad o el deseo por el amor se ven como debilidad.Esta expectación conlleva el poder: El sexo visto como adquirimiento en lugar del placer. La mujer es pressa, el sexo manera de comprobar la virilidad. Así esta asegurado el auto-control y la acción determinada, y dominada cualquier emoción, sentimiento o deseo. El cuerpo es máquina de la razón. La masculinidad hegemonica es una heredada, que se ha creado y sigue reproduciendose en esquemas de la sociedad. Desde el siglo de las luzes se establizo la identificación de la masculinidad con la razón y fue una parte importante por la creación de nuevos modelos de roles sexuales de poder. Con el capitalismo, la racionalidad fue cada vez mas comparada con el mercado economico, siendo la fuente de todo valor. Kant comparó la moral con impersonalidad, y así fomentó una vez más el abandono de lo personal como virtud masculina y parte integral de la moral heredada. Lo personal era lo subjetivo y por lo tanto una falta de la moral. Deseos y sentimientos se percibieron como amenaza al control de uno mísmo. Luego fueron Luther y Calvin que condemnaron los sentimientos y instinctos como no fiables.Había que poner al lado la natura bestial y controlar los deseos y sentimientos que si no dominarían al hombre. Victor J Seidler. Rediscovering masculinity. Reason, Language and Sexuality.London : Routledge, 1989





Eva Santamaria : "Los hombres son así."

1 comment:

  1. Buena producción, pero considero que no es bueno generalizar. Pueden haber algunos diferentes.

    ReplyDelete